Poemas propios

lunes, mayo 21, 2012

Escondite

 

 

Mi espalda me dijo:

“recuerda que yo debo sostener

ese corazón cansado”.

 

No me quiero esconder de ti,

me quiero esconder de la noche,

que no perdona a los ilusos que caminan,

pensando encontrar en la oscuridad

lo que en el día no aparece.

Lo que es, es,

y lo que no, es sueño.

 

Y haré una guarida imaginaria

sin puertas, rodeada con murallas

hechas de versos que mal huelan a tristeza,

para que no se acerque nadie por tierra.

y lo rodearé de una zanja

donde naden silencios asesinos

para detener a quién quiera

entrometerse por los subterfugios del recuerdo.

 

Ahí y solo entonces, en mi escondite,

recostado miraré el cielo, esperándo tu llegada .

4 Comentarios.De ellos me alimento.:

FERNANDO MALDONADO dijo...

Este poema es redondo , perfecto y lleno de lugares poco comunes .Buenísimo!!!gracias ; lo disfruté.
Fernando

Benja Blanco dijo...

Muchas gracias por tus palabras Fernando. Como alimentan para seguír escribiendo.

patricia calvo dijo...

lo volví a leer y me gustó más que la primera vez...

patricia calvo dijo...

lo volví a leer y me gustó aún más..